Buscar
  • Paula Astorga

Educando con foco en Bienestar con Enfoque de Género.

Actualizado: 18 abr



Hemos visto los efectos y consecuencias que ha tenido la pandemia en nuestra sociedad. Pero creo que sería injusto culpar del todo a este puro evento, e insensato negar que es un efecto multifactorial.


La violencia que hoy se viven en las escuelas (y no solo en las escuelas, pero es lo que nos convoca en este escrito), es un problema social, y debemos tomarlo como tal. Para ello, el mundo educativo juega un papel fundamental como “Generadores de Conciencia de la sociedad del futuro” y también como un espacio de contención y de seguridad para los niños, niñas y adolescentes.


En esta manifestación violenta, hay una carga importante de rabia, miedo, frustración y ansiedad entre otras, debido, gran parte, a la inequidad en todas sus formas, a la no acción por parte de las entidades, y a la incertidumbre de un futuro nebuloso.


¿Cómo se puede aportar desde las escuelas?


Existen múltiples formas de aportar, acá mencionaré 2 temáticas relevantes:


Primeramente, los equipos directivos y docentes, necesitan conocimientos y herramientas para que puedan brindar una adecuada contención a sus estudiantes y apoderados/as, promoviendo una sana convivencia, una adecuada regulación emocional, fortalecimiento de la comunidad y recuperación de los aprendizajes perdidos durante la pandemia. Los cuales se logran a través de la incorporación de programas socioemocionales sistémicos y sistemáticos, que den respuesta a las necesidades reales de las comunidades escolares.


Muchos estudios científicos, han demostrado una y otra vez, que las emociones son el corazón de la enseñanza y el aprendizaje (Hargreaves, 1998) y el profesorado la figura clave (Ashiabi, 2000) para hacerlo latir[i].


Las herramientas socioemocionales pretenden potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con el objetivo de capacitarle para la vida. Además, previene problemas de convivencia como el Bullying, y promueve una relación sana y respetuosa entre parejas (amorosas o de amistad).

Segundo, ampliar esta mirada sistémica y de habilidades socioemocionales a una mirada con equidad de género. Gran parte de los problemas que hoy existen en nuestra sociedad, son debido a la inequidad en todos sus sentidos, y la desigualdad de género tiene tremendas consecuencias.


Quisiera detenerme acá unas líneas, para expandir un poco los argumentos, para los cuales mencionaré dos temas de relevancia fundamental:


Antonio Gutiérrez, Secretario General de la ONU, hizo un llamado a realizar transformaciones en virtud de los objetivos de desarrollo sostenibles, él dice: “solo la toma de decisiones desde la diversidad de género es capaz de abordar las diferentes necesidades que surgirán en este próximo período de transformación fundamental” (ONU, Cumbre de Acción Climática, 2019), para lo cual, se hace imperativo preparar a nuestras niñas y niños desde esta perspectiva, lo que nos motiva e impulsa a capacitar a nuestros equipos y transformar el Currículum escolar en esta dirección.


Por otro lado, es importante mencionar la violencia contra la mujer, que siempre ha existido de manera normalizada y silenciosa, y que éste último tiempo se ha visto fuertemente incrementada. Esta violencia se manifiesta tanto en las relaciones de pareja adulta, como en el pololeo. Y es determinante lo que se aprende en la infancia y adolescencia en este sentido. Las escuelas tienen una tremenda oportunidad para educar el amor, el respeto, las relaciones sexuales sanas, y la diversidad, lo que tendrá inimaginables consecuencias positivas para el futuro, tanto de las mujeres como de los hombres.


Mirar la sala de clases desde una vereda que cuenta con habilidades Socioemocionales con perspectiva de género, garantiza un mayor bienestar para la comunidad, prepara a niños, niñas y adolescentes para un mundo que cambia rápida y enérgicamente, y contribuye a generar personas emocional y mentalmente sanas, con amplitud de miradas.


Acercar a las niñas a las ciencias, a los niños a las humanidades; aprender a convivir en amor y respeto; fomentar y potenciar el bienestar; revisar y reformular nuestros sesgos inconscientes; y educar en una nueva masculinidad, entre otros, son prioritario para que nuestro mundo sea un mejor lugar para todos y todas.


La mirada de la Fundación Atenea Mujer, es una mirada desde el Bienestar con Enfoque en la Equidad e Igualdad de Género. Contamos con asesorías, y hemos desarrollado, talleres, charlas, capacitaciones y jornadas tanto para docentes, equipos directivos y de convivencia, estudiantes y apoderados/as, que tienen como objetivo trabajar estas temáticas de manera sistémica y sistemática.


“No se puede alcanzar ni un solo Objetivo de Desarrollo Sustentable sin equidad e igualdad de género”. Alessandro Bello, coordinador del Proyecto Saga (Stem and Gender Advancement)[ii].

[i] El papel de las emociones en el aula de educación infantil. Elisa Trujillo y otras, febrero 2020. [ii]Telling SAGA workshop. https://www.youtube.com/watch?v=2a3Ktv0uYMc&list=PLMwJdWFAFfnXF1q--08BhwyJzCZbJG-0H&index=5

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo